Caitlin Clark debutó para Indiana Fever con un récord negativo, pero destellos de su talento (Vía: X).

¡7 veces más! Esto costó una entrada para ver a Caitlin Clark en su debut

Indiana Fever debutó con una derrota en la WNBA y Caitlin Clark dejó sensaciones diversas; 20 puntos, pero muchas pérdidas de balón.
Indiana Fever debutó con una derrota en la WNBA y Caitlin Clark dejó sensaciones diversas; 20 puntos, pero muchas pérdidas de balón.
Jueves, 16 de mayo de 2024 a las 11:58
Jueves, 16 de mayo de 2024 a las 11:58
Caitlin Clark debutó para Indiana Fever con un récord negativo, pero destellos de su talento (Vía: X).

Se habla de ella como el futuro de la WNBA y se cree que comenzó, realmente, una nueva era. Es que Caitlin Clark jugó su primer partido en la liga con la camiseta de Indiana Fever y, aunque no brilló, dejó muestras de lo que es capaz de hacer con una pelota naranja. El entusiasmo previo era tal que los precios de las entradas se multiplicaron por siete, pero Clark decepcionó a más de uno.

Era esperable que su equipo no ganara en su visita a Connecticut. Pero las Suns vapulearon a Indiana Fever por 92-71 y Clark, la base de 1,83 metros en quien todos tenían puesta su mirada, tuvo un partido cambiante. Aportó 3 asistencias y 20 puntos, pero acertó solo 5 de sus 15 tiros de campo y perdió 10 balones. Esta última estadística representa una cifra récord para una debutante: Cyntia Cooper había perdido 8 en 1997, aunque luego sería dos veces MVP de la liga. Cabe destacar, las pérdidas de balón están estrictamente relacionadas con el rol en el equipo; y por Clark pasan todos los balones del ataque de las Fever.

En la universidad, Clark promedió 33 puntos por partido, récord absoluto (Vía: X).

Las entradas para ver el debut de Caitlin Clark costaban 110 dólares; y en la cancha de las visitantes, en Connecticut. En la próxima fecha en la que las Suns serán locales las entradas tienen un costo de 17 dólares, casi siete veces más baratas que ayer. Es que el de Clark es un fenómeno pocas veces visto en la WNBA, por eso ayer en Indianápolis abundaban los carteles. El de Gatorade seguramente haya sido el más acertado: “Está empezando”, decía.

Más allá de un debut ambiguo, con casi tantas pérdidas de balón como puntos, Caitlin Clark no se mostró nerviosa ni víctima de ninguna presión. Confiada y consciente de todo lo que que involucra su presencia en la WNBA, dijo tras el duelo:

“No es diferente a la universidad. He jugado ante muchos pabellones llenos. Cada partido, literalmente. Y no me asustaba”.

 

Mira el video

Últimas noticias